¿CÓMO FUNCIONA?

TIPOS DE SISTEMAS FOTOVOLTAICOS

Un sistema fotovoltaico es aquel que permite el aprovechamiento de la
energía solar en México, transformándola en energía eléctrica a través de un conjunto de
dispositivos como lo son paneles solares, inversores, entre otros más.
Existen dos tipos de sistemas fotovoltaicos:

INTERCONECTADOS

Se instalan en casas, negocios, supermercados, fábricas, etc., que ya disponen de conexión a la CFE, y desean reducir al mínimo la facturación de este servicio.

AUTÓNOMOS

Se instalan en lugares donde no se cuenta con servicio eléctrico, generalmente comunidades alejadas de la red eléctrica, con el propósito de ayudar al desarrollo en zonas rurales marginadas.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Este tipo de sistemas basan su funcionamiento en el fenómeno fotovoltaico. La luz solar está compuesta por pequeñas partículas llamadas fotones los cuales al interactuar con los átomos de silicio que conforman a las celdas fotovoltaicas permite la liberación de electrones, generando así la electricidad.

La energía generada por las celdas fotovoltaicas debe pasar por un proceso de conversión para poder obtener energía de corriente alterna que es aquella que tenemos todos nosotros en nuestros hogares, de este proceso se encarga un inversor de corriente el cual se conectará a la instalación eléctrica existente, es decir no requiere realizar ningún tipo de modificación a su instalación actual.
Como ya hemos mencionado los sistemas fotovoltaicos requieren de la energía lumínica proveniente del sol, por lo tanto se requiere de lugares soleados, libres de sombras durante el día para su instalación, pudiendo ser lugares adecuados techos y azoteas de casas o edificios.

ENERGIA SOLAR EN MEXICO Y EL CLIMA

Como sabemos las condiciones climatológicas cambian durante todo el año, así mismo variara la producción energética de nuestro sistema,
por lo tanto habrá meses en que el usuario genere más energía de la que está consumiendo, toda esa energía excedente será registrada y
compensada al usuario en los meses en que su generación sea menor a su consumo, el usuario dispone
de un total de 12 meses para hacer uso de la energía excedente, ya que CFE no pagara por el excedente de energía, por lo cual
es necesario realizar un correcto dimensionamiento y no generar mayor
energía de la que se requiere durante todo el año, ya que
supondría un sistema de mayor capacidad y una mayor inversión.

¿Quiéres generar tu propia electricidad?